?

Log in

No account? Create an account

[BLUE BLOODS] My favorite girl

Título: My favorite gil
Personaje: Familia Reagan
Advertencias: Spoiler free
Rating: todos los públicos
Notas de autor: Este fic salió de una conversación con sara_f_black sobre la serie y del descubrimiento de que Donnie Walhberg es uno de los miembros de New Kids On The Block. Empezamos hablando de la adolescencia de Erin y Danny, pasamos a querer ver a Danny bailando y sacando a bailar a su hermana y bueno... éste es el resultado. Por ceirto, ¡gracias por la ayuda, Jefa!

Era domingo por la noche y como cada semana, la familia estaba sentada a la mesa cuando Erin y Nikki llegaron para la cena.

"Eres una aguafiestas" - se oyó decir a Nikki desde el comedor - "No entiendo porqué te molesta"
"Porque me está volviendo loca" - respondió Erin - "Es insoportable"
"Solo es música"
"Nikki, te juro que si vuelvo a oír otra vez esa canción, el Ipod saldrá por la ventana"

Ambas entraron al comedor y se dispusieron a sentarse, tras disculparse por la tardanza.

"¿A qué venía eso, hermanita?" - preguntó Danny con su tono socarrón habitual.
"A mamá no le gusta mi música" - respondió Nikki de mal humor.
"No es que no me guste, pero quiero que amplíes tus horizontes. Escuchar ocho veces seguidas la misma canción de One Direction no es sano."
"Newkidsontheblock" - Danny carraspeó a la vez que decía algo que solo él pareció entender.
"¿Te pasa algo en la boca, Danny?"
"¿A mí? No. A la que le pasa algo es a ti. Eres una hipócrita" - respondió Danny.
"¿Me estás llamando hipócrita?" - preguntó sorprendida su hermana menor.
"New Kids on the Block, Erin."
"Me acuerdo de ese grupo" - intervino Jamie - "Erin lo escuchaba a todas horas cuando era adolescente."
"No era para tanto" - se defendió la ayudante del fiscal.
"No mientas, Erin, tu habitación parecía un santuario de ese cantante, ¿cómo se llamaba? Ah si, Jordan Knight. Tu madre encontró fotos de ese tipo hasta debajo de tu colchón." - soltó Frank ante el estupor de todos los presentes que vio como la abogada se ponía colorada.
"¡Ahora lo recuerdo!" - exclamó Henry - "un año, qué edad tenías, ¿15? Estabas en el hospital con neumonía. Era tu cumpleaños y no pudimos hacerte una fiesta para celebrarlo. Danny y Joe se pasaron una semana encerrados en el garaje. Nadie sabía lo que estaban tramando."
"Tenía 14 años. Recuerdo ese día. De repente, aparecieron los tres vestidos con pantalones anchos. Danny llevaba una gorra y se pusieron a cantar y bailar "My favorite girl" en mitad de la habitación del hospital" - mientras terminaba de explicar la historia, Erin no podía evitar una sonrisa en sus labios.
"El pobre Jamie iba vestido con ropa vieja de Joe y los pantalones le iban enormes" - continuó Frank riendo.
"Me caí tres veces durante la actuación, no paraba de pisarme los pantalones" - añadió Jamie - "pero en mi defensa diré que tenía seis años"
"Fue el mejor cumpleaños de mi vida" - admitió Erin.

Toda la familia empezó a reír.

"Por favor, decidme que está grabado en vídeo" - exclamó Linda sonriendo.
"Así que hermanita, sí. Eres una hipócrita" - concluyó Danny intentando desviar la atención del comentario de su esposa.
"Un momento, ¿el tío Danny canta? ¡Pero si le prohibieron cantar los himnos en voz alta en la Iglesia porque desafinaba" - exclamó sorprendida Nikki mirando a los adultos.
"No desafino. Es que no quiero que se conozca mi gran talento musical."
"No me lo creo. No sabes cantar, papá." - afirmó Jack Reagan.
"De hecho..." - empezó a decir Erin - "se le daba bastante bien lo de cantar y bailar."
"Eso tengo que verlo. Canta para nosotros, tío Danny"
"No creo que....."
"Venga sí, papá" - suplicaron los más pequeños de la familia.
"Sí, venga, Danny. No hagas de rogar a los niños" - su hermana se burló de él.

Danny se sintió acorralado y desafiado, y si había algo que Daniel Reagan nunca rechazaba, era un desafío.

"Esta me la pagarás, Erin" - dijo al tiempo que se levantaba de la mesa - "Jamie, vamos"
"¿Qué? ¿Porqué...?"
"Jamie, cállate y ven conmigo. Si voy a hacer esto, tú también, lo harás."
"Pero yo no quiero..."
"Vas a hacerlo sí o sí. Así que mejor hazte a la idea y deja de protestar" - le dijo su hermano mayor sin dejarle terminar la frase.

Media hora más tarde, toda la familia estaba acomodada en el salón de la casa familiar, hablando alegremente entre ellos. De repente, lo primeros acordes de una canción sonaron por toda la sala y Danny y su hermano aparecieron ante todos.

My favorite girl, oh,
she's my favorite girl,
don't you know,
my favorite girl, oh,

she's my favorite girl.

A medida que la canción avanzaba, Erin comenzó a cantar desde su asiento. El hecho no pasó desapercibido para Danny, quién haciendo un paso de baile se acercó a su hermana y le tendió la mano. Antes de darse cuenta, los tres hermanos Reagan se encontraban ante el resto de los miembros de su familia bailando y cantando al ritmo del grupo favorito de Erin. Siendo sinceros, Danny y Jamie bailaban y Erin intentaba seguir sus pasos como buenamente podía al son de Step by Step, provocando un mar de risas entre los más jóvenes de la familia.

La única hija de los Reagan no estaba dispuesta a ser la única en pasa vergüenza, así que se acercó a su propia hija y tras una breve resistencia por parte de la adolescente, la sacó a bailar con ella mientras el público en el salón vitoreaba a los artistas.

"Danny, Danny" - gritaba Linda  alentando al mayor mientras se movía ágilmente por el salón al son de la música.  Cual estrella del pop, Danny se acercó a su esposa y la arrastró con él a la "pista".

La música había cambiado. Sonaba "I'll be loving you forever".  Erin bailaba son su hija mientras Danny se arrimaba a su mujer para bailar juntos la balada. Jamie decidió que era un buen momento para retirarse, pero un "cobarde" susurrado por parte de su hermano le detuvo.  Se desplazó hasta donde estaban sentados sus sobrinos aplaudiendo y los sacó a bailar.

Desde su sofá, Henry Reagan contemplaba la escena sonriente, mientras su hijo daba las gracias por las horas que su nieta había pasado dándole la lata para que aprendiera a usar la cámara del móvil.

FIN




[NCIS]Abby

Título: Abby
Personaje: Abigail Borin
Advertencias: Spoiler free
Rating: todos los públicos
Notas de autor: Regalo de AI para esciam. Espero que te guste. He intentado incluir tu universo, no sé si lo he conseguido xD
Gracias a lorelai_ncis y o_o_aurora_o_o por betearme.

Sales del ascensor y miras hacia esa sala que tan familiar se ha vuelto para ti en los últimos años Recuerdas la primera vez que estuviste aquí, la desconfianza, el no saber qué esperar. Eso ya es cosa del pasado.

Poco a poco, vas posando tu mirada en cada uno de ellos. El primero él, ese hombre misterioso que en una ocasión oíste a Omagi decir que le "recordaba a ti". No veo el parecido, te repites una y otra vez. La primera vez que le viste te hizo sentir incómoda. Gibbs estaba a la defensiva porque no le permitía robarme mi caso y no se molestaba en disimularlo. La cosa ha cambiado bastante desde entonces. Os respetáis, se podría decir que en cierto modo, hasta sois amigos. De su reacción cuando apareces en esa sala, que ocupa el triple y tiene el doble de recursos que su despacho en el CGIS, depende que el caso vaya bien.

Luego está McGee, el chico genio del grupo. Más o menos es el Omagi del grupo, solo que a tu chico no se le habría ocurrido en la vida hackear una agencia gubernamental para obtener información. Pero hay que reconocer que el muchacho tiene recursos. Le falta medio hervor, dejar de ponerse nervioso cuando trabaja, pero recursos para sacar adelante el trabajo, los tiene sin duda.

Tony es otra historia. Rivers con una sonrisa arrebatadora y un conocimiento abrumador del cine sería una buena definición del Agente DiNozzo. Es lo que se llama el graciosillo de la clase, aunque estás convencida de que no es más que una máscara. El chico vale mucho más de lo que él cree. No sabes si su falta de autoestima, el no valorarse a sí mismo lo suficiente es debido a que no quiere defraudar a Gibbs o a otra cosa. Sospechas que tiene bastante que ver con lo primero. Por lo que conoces al hombre, no es muy dado a los elogios verbales. Es más un hombre de acción que de palabra. Y Tony parece necesitar más palabrerío y menos actos.

Corriges, no es dado a los actos excepto si se trata de la persona por la cual no has conseguido usar tu nombre de pila en el NCIS. Aquí eres y serás de por vida Borin. Abby es demasiado especial en esta casa como para compartir algo tan sagrado como el nombre. Sabes que a ella no le importaría, pero Gibbs dejó bien claro que "no puede llamarte Abby", al menos cuando estáis trabajando. Ese privilegio pertenece a otra. Te avergüenza reconocerlo, pero a veces te gustaría que Choi se pareciera un poco a ella, pero sin CAF POW ni música estridente.

Dejas para la última a la Agente David. Esa mujer tiene algo que fascina, es evidente que es todo fachada. Pero no en el mal sentido. Investigaste un poco a la chica tras vuestro primer caso juntos. Bueno, de hecho investigaste a todo el equipo del NCIS. Sabes que hay cosas que no están en su expediente, pero puedes imaginar que no ha tenido una vida fácil siendo quien es. Es curioso, la chica podría matarte con un lápiz pero necesita la aprobación de su jefe tanto como el aire que respira. Al menos tú no siempre tienes ese problema con Ríos.

Un grupo tan disfuncional que funciona a la perfección, concluyes pensando en lo que diría la psiquiatra esa que de vez en cuando os mandan al CGIS para evaluaros. Ni que una psiquiatra pudiera decirme cómo manejar a mi equipo.

Acabas tu recorrido por el equipo, llegas hasta Gibbs y le dejas un café sobre su mesa. Lo toma, le da un sorbo y sonríe. Señal inequívoca de que éste será un buen caso.

"Marinero muerto en un barco de recreo cerca de Norfolk" - dices sin esperar a que pregunten por tu presencia en el NCIS - "Chicos, coged vuestras cosas".

Sin ni siquiera cuestionar la orden, se levantan, cogen sus mochilas y se dirigen al ascensor. A pesar de lo que puedan creer alguno, los casos inter agencias no están mal, sobre todo si te permiten trabajar con tus chicos y los de Gibbs a la vez.

THE END

[NCIS] Hope

Título: Hope
Fandom: NCIS
Personajes: Ziva David, Ray Cruz
Resumen: Drabble sobre Ziva tras el 8x23
Notas de autor: Este es mi regalo de cumpleaños para sara_f_black. Gracias a o_o_aurora_o_o por su beteo y por dejarme tomar prestada su "frase"

¡FELIZ CUMPLEAÑOS, JEFA!

Ziva se sentó en el sofá de su apartamento. Había sido un día muy intenso. La muerte de Mike Franks había tocado mucho al equipo. Tanto que había terminado llorando. No recordaba la última vez que lloró tanto por alguien. Ni siquiera la pena sentida por la muerte de Tali o de Ari había conseguido hacerle demarrar tantas lágrimas.

Llevaba un rato pensando en todo lo que había perdido en su vida. Y en lo que aún estaba a tiempo de recuperar. Esos momentos en el ascensor, con Tony… por un instante estuvo a punto de… Pero la puerta del ascensor se abrió y su equipo, sus amigos, su “familia” necesitaba consuelo y se lo habían dado unos a otros.

Todo lo sucedido en este día le había hecho darse cuenta de que había algo que necesitaba hacer. Cogió el móvil y llamó.

- ¿Ziva? – contestó la voz al otro lado de la línea.

- ¿De qué color es el cielo? – respondió. Y se quedó esperando su respuesta. Podía oír como los engranajes de su cabeza formaban las palabras que saldrían a continuación de su boca.

- Azul – dijo simplemente. Por un momento, temió que esa fuera toda su respuesta – porque no importa que esté tronando, que el cielo se oscurezca o que llueva tanto que no distingas lo que tienes delante. Si tú estás bajo ese cielo, siempre será del azul más bonito que hayas visto en tu vida.

- Yo… – se sentía incapaz de articular palabra. Después de todas esas semanas, no esperaba que reaccionara así.

- Te quiero Ziva. – prosiguió – eso era cierto el día que te lo dije en aquel parque y seguirá siendo cierto hasta el día en que abandone este mundo.

Tenemos que hablar. Sabes dónde encontrarme – Y sin más, colgó.

Quién sabe. Quizás todavía hubiera esperanza de poder ser feliz antes de que el final inevitable de todas las personas se acercara a ella.

THE END

[Sherlock] Forget this

Título: Forget this
Fandom: Sherlock BBC
Personajes: Sherlock Holmes
Resumen: Drabble sobre A Study in Pink
Notas de autor: Reflexión tras revisionar el 1x01

Ahí estaba, diciéndole al Inspector Lestrade qué clase de hombre podía haber disparado contra el asesino. Justo cuando estaba comentando que tenia que ser alguien con experiencia militar, algo le había impulsado a mirar a su compañero y se dio cuenta. Tenia que ser él. John Watson había realizado aquel disparo. Y sin ni siquiera plantearse porqué, mintió. De hecho, no era una mentira. Solo le pidió a Lestrade que olvidara lo que acababa de decir. Se podría decir que se hizo el loco. Después de todo, aquellos que no entendían su intelecto, tenían la molesta costumbre de tomarle por un excéntrico o por un sociópata, no seria difícil convencer al policía de que andaba medio ido por el shock. Así que le dejó allí, con la palabra en la boca y se dirigió en busca de su compañero. No era bueno para el Inspector que se lo dijera todo. Sabía que sin su inestimable ayuda, no saldría adelante, pero tampoco iba a hacer todo el trabajo por él. No fuera a ser que además de poco avispado, se volviera vago.

[NCIS] Same time, next year

Título: Same time, next year
Personajes: Abbigail Borin, Leroy Jethro Gibbs
Advertencias: Spoilers del 7x18 Jurisdiction, 8x11 Ships in the Night
Rating: todos los públicos
Notas de autor: Estos dos son demasiado para mis musas. ¡No podía dejar pasar la oportunidad!
Como siempre mi beta ha sidosara_f_black

"¿El próximo año a la misma hora?"

Gibbs sonrió al oírle decir eso. Una leve sonrisa, casi imperceptible para el que no estuviera muy atento ni supiera el porqué de ese gesto. Antes de que se fuera, le ofreció un último regalo.

"Borin... ¡gracias!" - y se quedó a verla salir sin dejar de sonreír.

Habían pasado varias horas desde eso. Gibbs andaba trasteando en la sala de estar cuando oyó la puerta.

"Llegas tarde" - dijo sin ni siquiera girarse para ver quién era.

"Cámbiame a McGee por Omagi y te prometo que la próxima vez seré puntual" - le contestó ella con tono de exasperación.

"Nada de tocar a mi equipo. Ya conoces el trato" - se acercó a ella, le besó en la mejilla y le ofreció una cerveza que Borin aceptó de buen grado.

"Claro, para ti es fácil decirlo. Es uno de tus chicos" - añadió sentándose cómodamente en el sofá.

Gibbs se sentó a su lado, dejando que ella se acomodara en su pecho. Brindaron con las botellas de cerveza y se las llevaron a la boca para darle un trago a la vez. Sin decir una palabra. No era necesario.

Todo había comenzado poco antes del juicio por el caso Jensen. Habían tenido que reunirse para comprobar que todos los cabos del caso estaban atados. Tras una agotadora noche de revisión de pruebas, Borin le había ofrecido una cerveza.

"A menos que crea que su reputación va a verse afectada por dejarse ver por ahí con una agente de CGIS" - le había retado.

"Mi reputación ha sobrevivido a cosas peores" - respondió sonriendo a la pelirroja.

Pasaron varias horas compartiendo copas en un bar. Hablando de cosas insustanciales. Sobretodo de una vieja obra de teatro que a ella parecía encantarle. Cualquier cosa que no fuera trabajo.

Semanas después, sin previo aviso le envió un SMS con una simple frase "¿el próximo año a la misma hora?". Gibbs no sabía que le había impulsado a enviarle ese mensaje, pero el caso es que ella lo entendió. Aquella noche, en el mismo lugar, apareció esa mujer que le fascinaba.

Con el tiempo, las veladas se trasladaron a la casa de él. Más comodidad y menos gente. Algunas veces conversaban, otras discutían y otras, simplemente se quedaban como ahora, en silencio disfrutando de la compañía mutua. Incluso un par de veces, habían terminado en el dormitorio. Ninguno de los dos tenía aún muy claro que significaban el uno para el otro. Pero de una cosa estaba seguro: Abigail Borin no iba a deshacerse de él tan fácilmente.

FIN.

[Lie To Me] Tricks

Título: Tricks
Personajes: Cal Lightman, Emily Lightman, Gillian Foster
Advertencias: Situado en la tercera temporada
Rating: NC-17
Notas de autor: Cal y Emily discuten y Gillian intenta arreglarlo.

Dedicado a yokana_yanovick por animarme a escribirlo.
Gracias a esciam y sara_f_black por su beteo.

Cuando Gillian llega a casa de su compañero, se encuentra a Emily visiblemente alterada. Le abre la puerta un tanto nerviosa.

“¿Qué ha pasado, Emily?” - pregunta al verla en ese estado.
“¡Qué ha perdido el control!”
“¿La has llamado?” - grita Cal apareciendo por detrás.
“¡Me has prohibido ir al colegio!” - le responde su hija también gritando.
“¡Estaba con un chico!” - replica mirando a su compañera mientras señala con su dedo a su hija - “¡En mi casa!”
“¡Liam y yo estábamos estudiando!” - se defiende Emily .
“¡Ahí!” - exclama señalando directamente a su hija - “¡Dime que lo has visto Gill!” - mira de una a otra buscando apoyo - “Ha tragado saliva! ¡Me está mintiendo!”
“¡Yo no he visto nada, Cal!”
“¡Estábamos estudiando!” - repite - “¡Y no sólo te has puesto como una furia, le has echado!”
“¿Que has hecho qué?” - pregunta la psicóloga con incredulidad - “¡Cal...!”
“¡ES...TA..BA CON UN CHI...CO!” - exclama enfatizando cada una de sus palabra.
“¡Está bien, calmaos!” - dice la Dra. Foster intentado comprender que está ocurriendo - “Cal, vete arriba. Hablaré con Emily y luego subiré ¿de acuerdo?”

Mira hacia la chica quién asiente.

“¡Estoy en mi casa, preciosa! No puedes....”
“!Cal! ¡ARRIBA!” - ordenó la Dra. Foster - “¡AHORA!”
“¡Estás castigada, Em!” - vuelve a repetir - “¡Hasta que cumplas lo 80!”

Gillian le dirige una de sus famosas miradas de enfado que dicen “Cal Ligthman sube ahora mismo o te juro que...”

Sin añadir nada más, el hombre acaba haciendo lo que le ha pedido su compañera. Gillian aprovecha el momento para volverse hacia la adolescente.

“No se puede razonar con él” - protesta.
“Sabes que es muy protector cuando se trata de ti” - le contesta intentando que recupere un poco la calma.
“Esta vez se ha pasado. Me prometió que intentaría comportarse.”
“Emily, no voy a defenderle... pero trata de comprender su punto de vista ¿vale? ¿Qué harías si estuvieras en su piel?” - añade, aunque sabe que lo que debería hacer es golpear en la cabeza a su socio hasta que recupere el sentido común.
“Es un cabezota irracional”
“No voy a discutir eso. Oye, va a llevarme un rato conseguir que razone... ¿porqué no te vas a dar una vuelta?”

Emily la mira dudando si hacerle caso o no.

“No te estoy ordenando que lo hagas, pero si te apetece despejarte, puedes hacerlo.”

La joven asiente.

“Gracias, Gillian” - le dice abrazándola.

Gillian Foster suspira profundamente antes de subir las escaleras hacia el dormitorio de su compañero. Tiene ante sí una ardua tarea.

Cuando abre la puerta de la habitación, le ve paseando como un animal enjaulado. Sin decir nada, se sienta al borde de la cama y le contempla.

“¿Vas a decirme qué ha pasado?” - le pregunta pausadamente.

Cal la mira pero no contesta, sigue dando vueltas por la habitación. Está claro que se siente desautorizado y no le gusta.

“No hagas esto. Siéntate y habla conmigo.”
“No quiero hablar. Voy a bajar y a encerrarla.....”
“Cal, por favor... siéntate” - le mira suplicante, con esa mirada que sabe que no puede resistir, a la vez que le señala con la mano un lugar a su lado. Finalmente, el hombre opta por sentarse.
“Y ahora dime, ¿qué ha pasado?”
“He llegado a casa y ahí estaba él, sentado a su lado, mirándola....” - mientras habla no para de señalar hacia la puerta como si su hija estuviera allí plantada.
“Emily es una chica muy guapa.“ - afirma.
“No, no, no lo entiendes. Ella dirá que iban a estudiar pero su mirada hacia ese chico... decía otra cosa.”
“Le prometiste que no le leerías la cara.” - le dice intentado hacerle recordar - “Y eso es exactamente lo que has hecho.”
“Es difícil no hacerlo cuando tu hija se dedica a mirar lascivamente a un chico de su clase. Tenía las pupilas dilatadas y se estaba mordiendo el labio...”
“Tiene 17 años. Es normal que sienta curiosidad por los chicos.”

Lightman se vuelve a mirar a su socia. Utiliza esa mirada intensa que sabe que pone nerviosa a la gente. O al menos a Loker y Torres, porque con Foster parece no estar funcionando.

“¿Y tú como lo sabes?” - Por toda respuesta, Gillian señala con sus manos hacia sí misma - “Ah vale, ESE pequeño detalle. Apuesto a que a los 17 años ya eras tan hermosa como ahora.”
“Y yo apuesto a que a los 17 tú eras igual que ahora.”
“Con más pelo. Además de muchísimo menos guapo” - la sigue mirando intensamente, como si quisiera ver dentro de su alma. No puede apartar la mirada de esos ojos y esa sonrisa. Y antes de darse cuenta, sus labios se posan sobre los de ella. Al principio con suavidad, como tanteando el terreno. Pero cuando descubre que ella le responde, se vuelve más apasionado.

Paran brevemente, lo suficiente como para respirar. Aunque sus labios no se separan en ningún momento de los de la mujer que tiene entre sus brazos. En sus ojos puede ver que ella sigue sonriendo, lo que hace que él también lo haga.

Gillian le besa de nuevo. Saboreando sus labios. Hasta que Cal decide que es hora de cambiar de aires y se desplaza a su cuello. Por respuesta, recibe un gemido.

Vuelve a saborear sus labios con pasión. Y mientras lo hace, se mueve hasta conseguir que ella quede tumbada en la cama, bajo su peso. Nota como sus manos han empezado a moverse por su espalda y le gusta la sensación que le produce. Le responde metiendo la mano bajo su falda. Sonríe al ver su respuesta a sus caricias. Y sigue sonriendo al notar las manos de Gillian bajo su ropa.

Se separa un poco de su compañera para quitarse la camiseta.

"Mi turno" - dice ella desabrochando su blusa mientras y dejándole ver su blanca piel.

Poco a poco van perdiendo la ropa. Camiseta, blusa, pantalón, falda.....hasta quedarse en ropa interior. Cal se levanta un momento para terminar de desnudarse, mientras ella hace lo mismo.

La contempla antes de tumbarse de nuevo en la cama, y acaricia su cuerpo entero, entreteniéndose todo lo que puede en sus pechos y entre sus piernas. Ha tomado la iniciativa y ella se deja hacer.

"Cal…"

Oírla pronunciar su nombre es lo que necesita. Se coloca en posición y entra dentro de ella. Empieza a moverse lentamente, para permitir que sus cuerpos se acoplen. Una vez conseguido, acelera sus movimientos. Sigue aumentado el ritmo hasta que nota que empieza a gritar. En ese momento, se acerca a sus labios y la besa para evitar que eso pase... Emily está abajo.

Minutos más tarde, ambos están tumbados en la cama, recuperando el aliento. Satisfechos, contentos, felices.

“¡Cal, tienes que dejar de hacer esto!” - le dice acariciando su cara con una sonrisa.
“¿Hacer qué, preciosa?” - responde mientras su mano recorre su espalda sin rumbo fijo.
“Usar a Emily para meterme en tu cama. Sería mucho más fácil si simplemente le dijeras que estamos juntos.”
“¿Y donde está la diversión en eso?” - contesta sonriendo pícaramente. Gillian le aparta la mano juguetonamente, se levanta de la cama y se dispone a vestirse. Es como una especie de ritual que tienen desde que comenzaran su relación.

Cuando termina de arreglarse, ve que Cal también se ha vestido y ha hecho la cama. Juntos, bajan hacia la sala de estar, Gillian va rezando para que Emily esté allí. Para su tranquilidad, la adolescente está sentada ante el ordenador tecleando. Puede que parte de esto haya sido una treta de su compañero para pasar un rato con ella. Pero cuando se trata de Emily y de chicos, sabe que su indignación, era verdad.

“Emily” - empieza a decir Cal - “Gillian se marcha.”

La chica se gira y les mira. Puede notar en la cara de su padre que está bastante más calmado.

“Gracias por venir” - le dice abrazándola.
“De nada, Emily” - le devuelve el abrazo mientras mira fijamente a Cal esperando que diga algo.
“Emily, a lo mejor...” - empieza a decir - “solo a lo mejor.. . me he pasado un poquito antes. Puedes ir a clase, pero tenemos que hablar de las normas sobre chicos en la casa.”
“Me parece justo” - responde la adolescente aliviada.

Gillian aprovecha ese momento para empezar a marcharse. Ellos tiene que hablar y se siente una intrusa. Está a punto de salir por la puerta cuando oye a Cal hablar exageradamente alto.

“Por cierto... Gillian y yo estamos saliendo y va a quedarse a pasar la noche a menudo. Así que las normas para los chicos no se aplican en mi caso.”

Sale de la casa sonriendo. Puede imaginar perfectamente la cara de satisfacción de Cal y la de sorpresa de su hija en ese momento.

FIN

[NCIS] En el nombre del padre

Título: En el nombre del padre
Para: o_o_aurora_o_o
Personajes: Eli David, Ziva David
Petición: La escena en que Eli ordena a Ziva matar a Ari
El entierro de Ari, a ser posible, POV de Ziva o Eli

Gracias a sara_f_black por el beteo. Espero sinceramente que te guste, porque esto de ir consultando detalles del fic con la persona a la que va dirigida sin que se note, es agotador xPPPP



Llevaba como cinco minutos mirando la bandera que Eli había dejado en su bote para los lápices. Intentaba descifrar como se sentía después de este caso. Decidir si debía seguir odiando a ese hombre, o por el contrario, debía hacerle caso a Abby y perdonarle.

No era una decisión fácil de tomar. Había demasiado dolor. Un dolor que, al contrario de lo que muchos pensaban, no había comenzado en Somalia. Dudaba que nadie en el edificio supiera el momento exacto en que empezó. Aunque pondría la mano en el fuego que había al menos un par de personas que lo imaginaban. Su dolor no empezó en Somalia, no. Empezó cinco años antes con una simple frase:

“Ari se ha convertido en un problema”.

-------- 5 años antes --------

Intentó disimular su sorpresa. Sabía perfectamente que significaba aquella frase. Los problemas se eliminaban.

Abb…” – se calló al recordar que entre esas cuatro paredes, Eli David no era su padre sino su superior – “Señor, ¿está seguro?”

“Completamente Oficial David. Tenemos informes que le relacionan con el asesinato de una agente del NCIS. Eso podría provocar un incidente que no nos conviene en estos momentos.”

“¿Qué fiabilidad tienen esos informes?” – sabía que era mejor no discutir con su superior pero no pudo evitarlo.

“La suficiente como para servir a nuestros propósitos” – el subdirector del Mossad se quitó las gafas antes de mirar fijamente a los ojos de su oficial – “Ari Haswari se ha convertido en un problema que no podemos permitirnos. Sus acciones están perjudicando a Israel y al Mossad. Hay que detenerle como sea.”

Ziva no respondió, simplemente asintió con la cabeza. Aunque eso no significara que la misión le gustara. Eli David debió notar su indecisión porque le hizo un gesto para que se sentara.

“Ziva, esto me gusta tan poco como a ti. Sé lo que estoy pidiendo. ¿Crees que si pudiera evitarlo estaría pidiendo que se hiciera algo así? Esto me duele como al primero.”

Siguió sin responder. No podía decirle al hombre que tenía delante que preferiría no saber nada de la misión. Porque no se trataba de cualquiera. Era Ari. Su hermano.

“Por desgracia, hay pocas personas puedan acercarse a Ari lo suficiente como para llevar a cabo la misión. Es muy precavido.”

“Yo lo haré.” – dijo Ziva.

"¿Estás segura?" - preguntó el subdirector del Mossad.

No respondió y al ver que seguía en silencio, el hombre volvió a adoptar su posición de jefe.

“La Directora del NCIS ha aceptado que ayudemos en la investigación por la muerte de su agente. Oficialmente, estarás allí como parte de la investigación. Nadie debe saber quién es Ari en realidad, ¿entendido?”

“Sí, señor.”

“Tu vuelo sale en dos horas. Prepárate y mantenme informado en todo momento.”

Asintió antes de darse la vuelta para marcharse. Una última frase le detuvo un instante antes de cerrar la puerta por completo.

“No me falles, bat.”

----------

Y no le falló. Se había ofrecido voluntaria para la misión con la esperanza de poder demostrarle a su padre que se equivocaba. Que Ari no era la persona que él creía. Pero había chocado con la cruda realidad. La conversación en el sótano de Gibbs no dejaba lugar a dudas.

Por eso no dudó en disparar. Eran sus órdenes y las órdenes no se cuestionan. Y además, él le había dicho que no lo hubiera pedido si no fuera necesario. Y le creyó. Quiso creerle porque la alternativa era demasiado dolorosa. Aunque eso abriera una grieta en la relación con su padre. Una que en aquel momento pensó que se iría estrechando, no que acabaría siendo aún más amplia.

-------- 5 años antes --------

No había mucha gente en el entierro de Ari. Ni siquiera ella. Al menos no abiertamente. Y desde luego, tampoco estaba su padre. Eli David había evitado ser relacionado con él en estos momentos. Era demasiado peligroso, poco seguro... las explicaciones eran varias y todas similares. La realidad, su padre siempre había visto a Ari como un simple instrumento para cumplir un fin.

Así que ahí estaba ella. Escondida detrás de un árbol, sin dejarse ver, esperando que las pocas personas que había en el oficio se marcharan para poder despedirse de él. Para poder decirle lo que no había tenido la oportunidad de decirle antes de apretar el gatillo.

Poco a poco, el lugar fue quedando desierto. Se acercó despacio. Casi esperaba verle allí, recriminándole por seguir los pasos de Eli, por confiar ciegamente en él. Pero eso no iba a suceder. Se había ido para siempre. Y ella era la responsable. Se agachó ante la tumba de Ari, apoyando su mano en la tierra, para sentirle más cerca.

"Ani Mitzta'er, Ach. No me dejaste otra opción."

----------------

Después de eso, la relación había sido más o menos cordial. Obviando el pequeño incidente del asesinato que habían intentado adjudicarle y que durante unas horas estuvo convencida de que era cosa de su padre, la relación, aunque tensa había existido.

Y entonces apareció Michael, enviado por él, y todo se fue al traste. Perdió a Michael, perdió a Tony, perdió.... a su familia americana. Se quedó en Israel pensando que ya no tenía nada que le vinculara a los Estados Unidos. Volvió a su antigua vida: eliminación de problemas, misiones, diferentes países.

Paradójicamente, acabó descubriendo que ellos fueron los únicos que no se rindieron. Somalia. El fin de todo. Estuvo retenida durante meses por algo que ordenó Eli, le torturaron, le interrogaron, le.... y no movió un dedo por ella. Sin embargo su equipo sí lo hizo, no perdió la esperanza y la encontraron. Le llevaron a casa.

Fue en ese momento cuando decidió que Eli "estaba muerto para ella". Decidió pedir la ciudadanía y seguir con su vida al margen de lo que él pensara. No había sido fácil, la mayoría del tiempo dolía mucho, pero siguió adelante. Era una solución que funcionaba. Hasta que vino a Estados Unidos. Su visita había hecho resurgir antiguos sentimientos que pensaba que tenía enterrados. Pero no era así. Aunque se mantuvo firme en su decisión de dejarle claro que ya no le necesitaba en su vida. Entonces, algo salió mal y por unos instantes pensó que había muerto

Y fue consciente de una cosa. No importaba que más fuera, era su padre. Ella no era culpable por las cosas que hizo. Ella no era responsable de las decisiones que tomó. Pero no podía cambiar el hecho de... seguía siendo su padre. Aunque no llegara a perdonarle, al menos ahora se sentía mejor consigo misma.

Con una serenidad que hacía tiempo que no sentía, cogió la bandera, la metió en un cajón, apagó la luz de su mesa y se dispuso a marcharse a casa.

FIN

[NCIS] Sarah

Título: Sarah
Para: lorelai_ncis
Personajes: Tony DiNozzo, Ziva David
Petición: Venga, Tony y Ziva con niños, que no voy a ser la única que pone a parir a Ziva como una conejita. XD.
Gracias a o_o_aurora_o_o por prestarse a hacerme de conejillo de indias y rectificar posibles meteduras de pata.

Ziva estaba tumbada en el sofá de casa con los ojos cerrados, descansando. Había sido un día duro en el trabajo. Le apetecía relajarse un poco antes de enfrentarse a su otra vida. Y lo estaba consiguiendo.

Estaba a punto de quedarse dormida cuando una voz le despertó a través del monitor para bebés:

"¡Joder!" - una pausa - "vale, no le digas a mamá que he dicho eso. No se tomaría demasiado bien que tu primera palabra fuera una palabrota. Ya sabes que prefiere que sea... - paró un momento a pensar en la palabra que estaba buscando - Ima."

Ziva sonrió. No necesitaba levantarse del sofá para saber que estaba haciendo Tony. Aún así, esperó a que sus sospechas se confirmaran.

"No puede ser tan difícil. McGee es capaz de hacerlo. Vamos, Sarah, ayuda a papá un poco ¿vale? ¡Quédate quietecita mientras cojo el pañal!"

Y ahí estaba. Tony intentaba sin éxito cambiar el pañal a su hija. Ziva sopesó la posibilidad de levantarse y echarle una mano. Era como parte de la rutina familiar. Si Tony llegaba antes a casa, bañaba a la niña y la ponía a dormir. Le sorprendía la facilidad con que se habían adaptado a su nueva vida. Tony había resultado ser un gran padre. Ella siempre bromeaba diciendo que su facilidad para tratar con las mujeres le había servido de gran ayuda.

La voz de su marido la devolvió a la realidad.

"Ahá. Misión cumplida. ¿Sabes? No pienso volver a reírme de la escena en la que Peter y Michael intentan cambiarle el pañal a Mary por primera vez."

Ziva se levantó y se dirigió a la habitación de Sarah. Ahora venía su parte favorita de la noche y le gustaba verla en directo. Se apoyó en el marco de la puerta mientras Tony se sentaba con la niña en la mecedora y le leía con voz suave.

- Buenas noches, habitación. Buenas noches, Luna. Buenas noches, vaquita que salta sobre la Luna. Buenas noches, lamparita, buenas noches, globo rojo. Buenas noches, tres ositos, buenas noches, tres sillitas… - Tony paró y vio que la niña estaba dormida. Dejando el libro sobre la mesita, se levantó y depositó con cuidado a su hija en la cuna.

Se acercó a ella y depositó un beso en la frente de la pequeña.

- Buenas noches, motekha.

Sin añadir más, apagó la luz de la habitación y salió. Cogió a su mujer de la mano y se fueron juntos a la sala de estar, donde se sentaron abrazados en el sofá.

- ¿Sabes, Tony? Me sorprende que después de tanto tiempo, sólo seas capaz de decir dos palabras en hebreo.

- Es que he aprendido a decir lo verdaderamente importante - le respondió sonriendo.

- ¿Y qué es exactamente lo que has aprendido?

- Lo que ya has oído, el significado del nombre de mi hija y otra cosa. - dijo poniendo cara de pillo.

- ¿Qué otra cosa? - preguntó curiosa.

- Te quiero, ahuvati - se acercó a ella con delicadeza y la besó.

FIN


Glosario
" Goodnight moon." by Margaret Wise Brown

ahuvati (my love in hebrew for a woman)

Sarah (meaning Little Princess in Hebrew)

motekha (sweetie in Hebrew)

[CSI NY] Answer

Título: Answer
Personajes: Don Flack, Jessica Angell
Advertencias: Spoilers del 5x13 Rush of Judgement
Rating: todos los públicos
Notas de autor: missing scene del espisodio en cuestión.

Mac observó a su amigo. Llevaban media hora en aquel bar y casi no había pronunciado palabra, y lo que era más preocupante, no había tocado la cerveza.

"Está bien, Don ¿qué ocurre?"

"¿Eh? Nada, sólo estaba pensando."

"¿Puedo preguntar en qué?"

"No es nada serio."

"No soy un experto Flack, pero deberías estar celebrando tu inocencia y en lugar de eso, estás con la mirada perdida y pensativo. No debe ser tan insignificante"

"Pasó algo durante el interrogatorio de Asuntos Internos a Angell? Preguntaron algo que no esperábamos" – Mac no dijo nada, le dejó continuar – "le preguntaron por nuestra relación."

"Todo el mundo sabe que sois compañeros, Don."

"Nuestra relación… personal" – Don miró a Mac esperando alguna reacción, pero lo único que halló fue una mirada de comprensión – "no sé como se han enterado de que…"

"¿Cuánto hace?"

"Unas semanas. Pero aún no se lo hemos dicho a nadie, antes queríamos ver a donde nos llevaba esto. Pero Jess cree que ahora Asuntos Internos no valora su trabajo y yo… no sé que hacer."

"Tal y como yo lo veo Flack, sólo puedes hacer una cosa."

"¿El qué?"

"Decidir quién te importa más, si la detective o la mujer."

"¿Y si me importan las dos por igual?"

"En ese caso, creo que ya tienes tu respuesta."

"Gracias. Mac. ¿Te importa si te dejo sólo?"

"No, adelante. Pagaré las copas y me iré a casa."

Don se despidió de su amigo y se fue en busca de su coche. Se subió a él y se fue en busca de la persona que ocupaba sus pensamientos.

Al llegar, llamó a la puerta. Jessica Angell estaba tumbada en su sofá leyendo unos informes cuando oyó que llamaban a la puerta. Dejó los papeles en la mesita y se levantó a abrir. Al ver quién era, suspiró y abrió.

"¿Qué quieres Don?"

"Me han declarado inocente."

"Lo sé. Me alegro por ti."

"No lo parece."

"¿Qué esperabas? ¿Qué te montara una fiesta? No tengo ganas de celebraciones."

"No he venido a eso."

"Pues dime que quieres y vete."

"Jess, sobre lo de antes…"

"Lo he pillado, Don. Tienes prioridades y yo no soy una de ellas. No pasa nada, supongo que veíamos esto de manera diferente."

"Jess…"

"Déjalo, Don. No pasa nada, en se…." – no terminó la frase. De pronto, Flack la acercó a él y la besó - "¿Qué narices haces?"

"Intentar que te calles y me escuches. ¿Puedo hablar ahora?"

Jess asintió y le dejó pasar. Se sentaron en el sofá

"Adelante. Di lo que tengas que decir."

"Sobre lo de antes…. cuando he dicho que tenía cosas más importantes en que pensar…. no quería decir que no seas importante para mi ¿vale? La mayor parte del tiempo, esto, lo nuestro, es muy importante… pero en ese momento no podía pensar en otra cosa que no fuera lo ocurrido… y eso no está bien porque si esta relación sale adelante… tú también tendrás que pensar en tu carrera y no quiero que pienses que no me importa porque no es cierto. Me importa, mucho. Y no quiero elegir entre la detective y la mujer, las quiero a ambas en mi vida…"

Jess le tapó la boca con la mano y no le dejó continuar

"Si sigues balbuceando vas a terminar por estropearlo. Y no queremos que eso pase ¿verdad?"

"No, no queremos."

"Supongo que ahora tengo que disculparme yo. No debería haberte presionado, debería haber sabido que no se lo habías contado a nadie."

"Bueno, a nadie, nadie…"

"¡Don!"

"Pero ha sido esta noche. Mac preguntó que me pasaba y necesitaba hablar con alguien."

Angell suspiró.

"Al menos es Mac. Si fuera Danny, a estas alturas lo sabría medio departamento."

"Jess, ¿seguimos siendo…?"

No contestó, se acercó a él y le besó, primero con suavidad y luego más apasionadamente. Flack sonrió para sus adentros. Tal y como había dicho Mac, ya tenía su respuesta.


THE END

[NCIS] Director's cut

Título: Director's Cut
Personajes: Abby Sciuto, Timothy McGee
Advertencias: Spoilers del 7x11 Ignition
Rating: todos los públicos
Notas de autor: mi respuesta al reto planteado "dar la lata"

Imágenes de las más horribles maneras de dejar este mundo habían pasado por su cabeza desde que, sin darse cuenta, había aceptado su invitación. Pero estaba claro que existía una manera aún peor de morir: el aburrimiento. Y estaba a menos de medio segundo de llegar a ese punto.

McGee se había pasado toda una semana dándole la lata para que viera la nueva versión de su presentación sobre los jet pack. ¡La versión del director, le había dicho! ¿Versión del director? ¿Cómo se podía hacer una versión del director de algo tan insulso como eso? ¡Y con 20 minutos más de metraje, explicando detalle a detalle, literalmente, los componentes de cada modelo distinto del dichoso aparato!

El caso es que la había pillado estando muy liada y para quitárselo de encima, le había dicho que sí. Craso error. Y aquí estaba, pensando en la forma más cruel y dolorosa de vengarse de Timmy por hacerle esto.

Una voz la sacó de su ensoñación.

- ¿Qué te ha parecido, Abby? - le preguntó su amigo.

Por su tono de voz, sabía que esperaba oír, y no era la verdad. Lo cierto es que el chico le había dedicado mucho tiempo al proyecto, y no sería ella quien le echara por tierra sus ilusiones.

- Yo creo que ésta debería ser la versión definitiva, McGee.

- ¿Eso crees? - volvió a preguntar.

"Sí, porque si se te ocurre volver a retocarlo, no vivirás para contarlo, mon ami" - pensó la técnico forense.

- Definitivamente.

La sonrisa que se dibujó en la cara de su amigo, le indicó que había dado la respuesta correcta. Por suerte para ella, McGee era fácil de contentar.

THE END